El fotógrafo valenciano Agustí Centelles conquista Nueva York

El creador, inscrito en la historia junto a Robert Capa o Gerda Taro, ingresa en el MoMA con cuatro imágenes

A estas alturas a nadie sorprende escuchar que hay fotografías que son puro arte y que por ello bien merecen convertirse en piezas de museo. El nombre de un valenciano y su trabajo como fotoperiodista inscrito en la historia junto a nombres como los de Robert Capa, Gerda Taro o David Seymour vienen a confirmarlo. Cuatro instantáneas realizadas por Agustí Centelles (Valencia, 1909-Barcelona, 1985) van a ingresar en los fondos del Metropolitan Museum of Art de Nueva York (MoMA) en fecha próxima, como ha confirmado a LAS PROVINCIAS Joaquín Gasca, agente cultural y fotodocumentalista que asesora a Octavi Centelles Martí, hijo de Agustí. Cada instantánea lleva aparejado un relato que la convierte en historia.

Al prestigioso museo neoyorquino llegarán este mes «dos copias de autor y dos reprints anteriores a la venta del archivo», destaca. De esta manera el valenciano quedará inscrito en la historia del MoMA a través de imágenes como las de «un miembro de la Guardia Civil y la de un voluntario de la Brigada Lincolm, junto con otras dos fotografías». La instantánea del voluntario se conoce como ‘Cuba Hermosa’, título acompañado de una historia que ahora recuerdan Gasca y Octavi Centelles al relatar que el personaje fue el voluntario ‘Cuba Hermosa’, que llegó a Barcelona, junto con otros compañeros de la Brigada Lincolm a mediados de enero de 1937. Años más tarde, las investigaciones descubrieron que este voluntario cubano, era Antonio García, quien tarareaba la canción ‘Cuba Hermosa’, tema que sirvió a sus compañeros para ponerle mote.

Copia de autor de 1976

La instantánea del Guardia Civil, una pieza en la que aparece un agente rodeado de milicianos, es una copia de autor, positivada en 1976, lo que significa, como detalla Gasca, que es una copia que realizó el propio Agustí Centelles.

La posibilidad de «situar» al fotoperiodista valenciano en un espacio del prestigio del MoMA lleva a Centelles Martí a considerar que se trata de «un gran honor para toda la familia». Joaquín Gasca por su parte apunta que hay que tener en cuenta que «todo el mundo puede dar al MoMA», pero la clave se encuentra en que el espacio acepte, como asegura que ha sucedido. El hecho de que las imágenes ingresen en el espacio cultural abre la posibilidad de que en las ocasiones que el museo lo considere puedan ser mostradas al público en alguna exposición, algo que puede contribuir en buena manera a mantener la memoria de aquel artista que con su cámara inmortalizó la historia.

Además de este paso dado con el ofrecimiento de las fotos al MoMA, Octavi Centelles sigue en su tarea de atención al legado de la inmortal cámara de su padre y ahora, señala, va a seguir avanzando: «Todos mis documentos relativos a mi gestión sobre la copropiedad entre 2009 y la actualidad he encargado que sean catalogados y los integraré en el Centro Documental de la Memoria Histórica». Recuerda que «la totalidad de los derechos de toda la obra de Agustí Centelles i Ossó corresponde al Ministerio de Cultura».

Las iniciativas que va desarrollando pasan también por integrar todo el material en positivo inventariado y registrado en el Ministerio de Cultura que posee Octavi en un fondo universitario español «para destinarlo a una nueva edición del libro ‘Años de muerte y esperanza’ con textos de Eduard Pons Prades, y fotografías de mi madre, se amplia con un volumen anexo con todos los materiales del proyecto ‘[Todo] Centelles’, creado en 2013 por la Universidad de Zaragoza», explica el sucesor de Agustí Centelles. El proyecto que lleva el nombre de la capital aragonesa ya itineró en distintas exposiciones celebradas en ciudades como Madrid, Bilbao y Sevilla, entre otros destinos. Y mientras todo va sucediendo, el productor valenciano Ignacio Estrela prepara un documental sobre la figura del valenciano que ahora ha conquistado la ciudad de los rascacielos.

Trabajo ingente por la memoria de un valenciano considerado uno de los pioneros del fotoperiodismo internacional que hizo de su cámara testigo de excepción de los principales acontecimientos de la Guerra Civil.

Fuente: Las Provincias